Latinoamérica es principal destino de mayor gasto de las mineras