Demanda de Cobre y Zinc en Japón Repuntará por la Reconstrucción Tras el Terremoto

(La Tercera)

En el mercado señalan que la demanda nipona por metales crecerá no sólo la construcción de viviendas provisorias y generadores de energía de emergencia, sino también por la posterior normalización de la industria, entre ellas la automotriz.

El consumo japonés de cobre y zinc aumentará por la necesidad de construir alojamientos provisorios para los evacuados, la reconstrucción y la generación de energía tras el sismo y tsunami del 11 de marzo, dicen los ejecutivos de la industria.

“Las remesas de cables de cobre aumentaron un 20%”, dijo Taro Tanaka, director gerente de Sumiden Hitachi Cable Ltd. La empresa, propiedad de Hitachi Cable Ltd. y Sumitomo Electric Industries Ltd., podría extender su actividad a las 24 horas del día y los fines de semana, reveló Tanaka.

La demanda de zinc, que se utiliza para galvanizar el acero, también ha crecido, explicó el 19 de abril Mitsui Mining Smelting Co.

El primer ministro Naoto Kan propuso un presupuesto adicional de 4 billones de yenes (US$49.000 millones) que probablemente sea el primero de varios paquetes destinados a la reconstrucción de las zonas devastadas. El gobierno calculó que los daños podrían ascender a 25 billones de yenes.

La demanda de cobre, que se utiliza para la fabricación de cables, tubos y caños, “repuntará cuando la producción nacional de automóviles vuelva a la normalidad y comience la reconstrucción”, dijo Akira Miura, director del departamento de marketing y materias primas de Pan Pacific Copper Co., el principal productor de cobre de Japón.

“Por ahora, la demanda de cobre se ha visto apuntalada por las ventas destinadas a la construcción de viviendas provisorias y generadores de energía de emergencia”, señaló Miura en una entrevista. “Todavía existe incertidumbre con respecto a las perspectivas, porque nadie sabe qué efecto tendrán los cortes de energía rotativos en verano”.

Un total de 16.445 viviendas temporarias estaban en construcción en las prefecturas de Iwate, Miyagi, Fukushima, Chiba, Tochigi y Pagano el 25 de abril, informó el Ministerio de Tierras, Infraestructura, Transporte y Turismo. El ministerio planea construir 72.229 unidades en la región.

AUMENTAR EL PIB
El terremoto y el tsunami dejaron más de 26.000 muertos o desaparecidos y obligaron a cientos de miles de habitantes a trasladarse a refugios. La semana pasada, Japón estableció una zona de exclusión de 20 kilómetros (12 millas) alrededor de la central eléctrica de Fukushima Dai-Ichi, en medio del peor desastre nuclear desde el de 1986 en Chernobyl.

La reconstrucción podría apuntalar el producto interior bruto de Japón a partir del trimestre que comienza en julio y esto aumentará el PIB anual de la tercera economía mundial en 1,3% hasta 2013, según el Instituto de Investigación Daiwa.

El país podría tener que gastar 900.000 millones de yenes por año para reconstruir las viviendas tras perder el equivalente a 2,7 billones de yenes, escribieron en un informe del 18 de abril los analistas de Daiwa, incluido Mitsumaru Kumagai.

Japón también podría tener que invertir 5,2 billones de yenes anuales para reconstruir obras de infraestructura como caminos y puentes, explicaron los analistas.